Clone of La situación de las drogas en Europa hasta 2023: visión general y evaluación de las amenazas emergentes y las novedades (Informe Europeo sobre Drogas 2023)

Esta página se basa en los últimos datos disponibles y ofrece un resumen de la situación actual y las cuestiones emergentes relacionadas con las drogas que afectan a Europa, centrándose en el año concluido a finales de 2022. El análisis que se presenta a continuación pone de relieve algunas novedades que pueden tener implicaciones importantes para la política de lucha contra las drogas y los profesionales que trabajan en este ámbito en Europa.

Esta página forma parte del Informe Europeo sobre Drogas 2023, el resumen anual del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) sobre la situación de las drogas en Europa.

Última modificación: 16 de junio de 2023

EVERYWHERE, EVERYTHING, EVERYONE
El complejo reto de abordar los problemas contemporáneos relacionados con las drogas

Las drogas ilegales tienen un impacto significativo en la salud y la seguridad europeas

Uno de los mensajes clave del análisis expuesto en el Informe Europeo sobre Drogas 2023 es que, en la actualidad, las repercusiones del consumo de drogas ilegales se observan prácticamente en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Casi cualquier sustancia con propiedades psicoactivas puede ser utilizado como droga. Esto implica que todas las personas, sea de forma directa o indirecta, pueden verse afectadas por el consumo de drogas ilegales y por los problemas que este conlleva.

Everywhere (en todas partes)

A puddle of water with light reflections on wet sand

En la actualidad, los problemas relacionados con las drogas se aprecian prácticamente en todas partes. A escala nacional, se manifiestan en otros problemas complejos de política pública y los agravan, como el asunto de las personas sin hogar, el tratamiento de los trastornos psiquiátricos y la delincuencia juvenil. También observamos mayores niveles de violencia y corrupción, impulsados por el mercado de la droga en algunos países. A nivel internacional, los problemas relacionados con las drogas están aumentando en muchos países de renta baja y media, socavando la gobernanza y el desarrollo y sumándose a los ya de por sí considerables retos en materia de seguridad y salud públicas a los que se enfrentan numerosos países.

Everything (todo)

Colour splashes on a window

Cada vez más, observamos que casi cualquier sustancia con propiedades psicoactivas puede aparecer en el mercado de la droga, a menudo mal etiquetada o mezclada con otras sustancias, de modo que las personas que usan drogas pueden estar mal informadas sobre lo que están consumiendo, lo que aumenta los riesgos para la salud y crea nuevos desafíos en materia normativa y para la aplicación de las leyes.

 

 

Everyone (todas las personas)

A crowd of people facing a stage with their arms in the air

El impacto de la evolución observada implica que es probable que todo el mundo se vea afectado de alguna forma por el consumo de drogas ilegales, el funcionamiento del mercado de la droga y los problemas asociados a él. Directamente, lo apreciamos en aquellos que desarrollan problemas y necesitan tratamiento u otros servicios. Indirectamente, lo vemos en la captación de jóvenes vulnerables con fines delictivos, la presión sobre los presupuestos sanitarios y los costes sociales que soportan las comunidades vulnerables o en las que las instituciones o las empresas se ven perjudicadas por la corrupción o por prácticas delictivas. 

La situación de las drogas en Europa en 2023: visión general

La disponibilidad de la mayoría de las sustancias ilegales sigue siendo alta

Un análisis de los indicadores relacionados con la oferta de drogas ilegales de uso común en la Unión Europea sugiere que la disponibilidad de todos los tipos de sustancias sigue siendo alta. El mercado se caracteriza actualmente por la disponibilidad relativamente generalizada de una gama más amplia de drogas, que a menudo están disponibles con gran potencia o pureza. Se siguieron detectando grandes incautaciones de droga que se transportaba a Europa en contenedores de transporte intermodal, y las cadenas de suministro comerciales son un objetivo clave para la introducción de la droga por parte de grupos de delincuencia organizada. Europa continúa siendo además una importante zona de producción de determinadas sustancias, en especial de drogas sintéticas y cannabis.

Una mayor diversidad en la disponibilidad y el consumo de drogas está creando nuevos retos en las esferas sanitaria y normativa

La elevada disponibilidad de drogas ha estado acompañada de una mayor diversidad de sustancias en el mercado de drogas ilegales, exponiendo así a las personas que usan drogas a una gama más amplia de sustancias psicoactivas. Entre ellas figuran las nuevas drogas sintéticas, que conllevan riesgos para la salud cuyo conocimiento suele ser limitado. Esto suscita preocupación por la posibilidad de un mayor consumo de sustancias ilegales en general y por el aumento de los riesgos asociados a algunas de ellas. Las personas que consumen drogas pueden correr un mayor riesgo de sufrir consecuencias adversas para la salud, incluidas intoxicaciones y la muerte, al consumir, posiblemente sin saberlo, sustancias de mayor potencia o más novedosas, o mezclas de sustancias en las que las interacciones farmacológicas pueden aumentar los daños potenciales para la salud.

Las respuestas basadas en datos contrastados y las respuestas conjuntas pueden funcionar, pero a menudo no están suficientemente disponibles

Pese a que continúan existiendo importantes lagunas de conocimiento, gracias a la investigación y la inversión en el desarrollo de servicios, hoy en día comprendemos mejor qué intervenciones pueden ser eficaces en los ámbitos de la prevención de la drogodependencia, el tratamiento, la reducción de los daños y el apoyo a la recuperación. La interrelación que existe entre los problemas asociados al consumo de drogas y otras cuestiones complejas de política social conlleva asimismo un mayor reconocimiento de la necesidad de contar con respuestas más integradas y globales. Por lo tanto, es necesario lograr sinergias con las políticas públicas y la práctica en otros ámbitos importantes, como el apoyo en el acceso a la vivienda, la asistencia sanitaria genérica, los servicios de atención a la juventud y las personas de edad avanzada, la prestación de servicios de salud mental y el sistema de justicia penal. Sin embargo, tanto la disponibilidad de respuestas específicas contra las drogas como los ejemplos de modelos de asistencia bien desarrollados e integrados son extremadamente heterogéneos a nivel europeo y, en muchos países, es necesario invertir más en estos dos campos.

Responder a necesidades más diversas y complejas

Aumento del apoyo a la aplicación de medidas de prevención del consumo de sustancias basadas en datos contrastados

Teenagers sitting on a stone floor

La prevención del consumo de sustancias tiene por objeto detener o retrasar el consumo de drogas psicoactivas. También puede ayudar a quienes han empezado a consumir sustancias a evitar el desarrollo de trastornos relacionados con el consumo de drogas. A lo largo del tiempo, sin embargo, no todos los enfoques aplicados en este terreno han demostrado ser eficaces, y el interés en la identificación y la ejecución de programas de prevención basados en datos contrastados ha ido en aumento. La consecución de este objetivo se apoya actualmente en el establecimiento de registros de programas de prevención e iniciativas de formación, así como en el desarrollo de normas de calidad. El Currículum Europeo de Prevención está diseñado para mejorar la eficacia general de las iniciativas en materia de prevención. Hoy en día, más de veinticinco Estados miembros de la UE y países vecinos cuentan con formadores nacionales del Currículum Europeo de Prevención. Las iniciativas de prevención también cuentan con el apoyo de Xchange, un registro europeo en línea de intervenciones preventivas evaluadas.

Es necesario reforzar aún más la prestación de servicios de reducción de daños

A man working on a laptop displaying charts

El consumo de drogas ilegales causa una serie de daños agudos y crónicos y es bien sabido que contribuye a la carga mundial de morbimortalidad. Las respuestas relacionadas con la reducción de daños, como el tratamiento con terapia de opiáceos y el suministro de equipos estériles a las personas que se inyectan drogas, gozan actualmente de amplia aceptación al considerarse que realizan una contribución importante a la asistencia sanitaria. Sin embargo, la cobertura y el acceso a estos tipos de intervenciones siguen siendo insuficientes en algunos Estados miembros de la UE en comparación con las necesidades estimadas. Algunos países también han invertido en nuevos servicios, como salas de consumo higiénico de droga, programas de naloxona para llevar a casa e instalaciones de control de drogas. La disponibilidad de estos servicios sigue siendo más limitada. Además, en general, existe un menor consenso entre los países acerca del grado en que estas medidas constituyen respuestas adecuadas. Por lo tanto, es necesario realizar un mayor número de estudios de investigación y evaluación con el objetivo de reforzar la base empírica necesaria para respaldar las deliberaciones sobre políticas en este ámbito.

La rápida evolución de la situación de las drogas en Europa plantea nuevos retos para la reducción de daños y la información sobre los riesgos

 Medical doctor holding tablet showing digital data

Una mayor diversidad en la disponibilidad y el consumo de drogas también está creando nuevos retos para el desarrollo y la puesta en marcha de servicios destinados a reducir los daños. Estos servicios son necesarios para ayudar a mitigar los riesgos para la salud derivados de modelos de consumo más complejos, nuevas sustancias y mezclas de sustancias. Por ejemplo, es necesario analizar qué constituye un enfoque eficaz de reducción de daños en el consumo de sustancias, ya se trate de opiáceos sintéticos, estimulantes sintéticos, nuevos tipos y formas de productos del cannabis o drogas disociativas como la ketamina. Existe una preocupación creciente por las implicaciones del consumo inadvertido de sustancias o mezclas de sustancias potentes. Las consideraciones políticas clave en este sentido incluyen los comportamientos de riesgo a los que se dirigen los servicios de reducción de daños, la base empírica que respalda el trabajo de estos servicios y lo que constituyen normas de calidad de la atención. En paralelo, también existe una necesidad de desarrollar estrategias eficaces de comunicación sobre los riesgos para alertar a las personas que usan drogas de la evolución de los riesgos en este ámbito, en particular los relacionados con las nuevas sustancias, interacciones farmacológicas, productos de alta potencia o vías de administración.

Inversión necesaria para alcanzar los objetivos de reducción de la carga de las enfermedades infecciosas

Blood samples with infected virus

Las personas que usan drogas por vía parenteral corren el riesgo de contraer infecciones como las hepatitis víricas B y C (VHB y VHC) y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las infecciones por VIH asociadas al consumo de drogas por vía parenteral han disminuido en la última década, pero existe la preocupación de que el bajo número de nuevas infecciones observadas en los datos más recientes pueda reflejar, al menos en parte, un retraso en el diagnóstico debido a una interrupción de las pruebas diagnósticas causada por la pandemia de COVID-19. 

También hay otros indicios de que se necesita una mayor inversión si se quiere alcanzar el objetivo de poner fin al SIDA y a la epidemia de hepatitis víricas en Europa de aquí a 2030. Los brotes locales de VIH en las ciudades, asociados al consumo de sustancias estimulantes por vía parenteral, han sido un problema recurrente en Europa en la última década, lo que sugiere que es necesario redoblar los esfuerzos para reducir estos daños. Más de la mitad de los nuevos casos de VIH entre los las personas que usan drogas por vía parenteral se diagnosticaron de forma tardía, lo que aumentó el riesgo de morbimortalidad asociada. El suministro de agujas y jeringuillas es importante para reducir la transmisión de enfermedades, pero solo unos pocos países alcanzan actualmente las metas recomendadas por la OMS para ese tipo de suministro. También existen obstáculos para el acceso a las pruebas de detección y el tratamiento del VHC en muchos países, lo que da lugar a infecciones que no se diagnostican ni tratan.

Es necesario mejorar las fuentes de datos toxicológicos y forenses para fundamentar las políticas y las actuaciones

A woman in a lab coat with mask and glove looking at samples on a microscope

El Informe Europeo sobre Drogas 2023 destaca la creciente importancia de las drogas sintéticas, la aparición de nuevas sustancias, las nuevas prácticas de producción que están surgiendo en el mercado de las drogas y el hecho de que muchos de los daños asociados al consumo de drogas se ven agravados por las interacciones farmacológicas cuando se consumen varias drogas conjuntamente, sea de manera consciente o no. La detección constante de cannabinoides sintéticos junto con cannabinoides naturales en materiales a base de hierbas suscita preocupaciones similares. Todas estas cuestiones apoyan una conclusión que se repite a lo largo del análisis que ofrecemos este año: que las fuentes de información forense y toxicológica se han convertido en elementos esenciales para comprender la evolución tanto del mercado de la droga como en las implicaciones sanitarias que tiene cambiar las pautas de consumo. En la actualidad, estas fuentes no están suficientemente disponibles, lo que nos impide comprender algunos temas importantes, como el papel que desempeñan los patrones de policonsumo de drogas en las sobredosis. No obstante, un aspecto positivo es que, a partir de 2024, la nueva Agencia de la Unión Europea para las Drogas pondrá en marcha una red europea de laboratorios forenses y toxicológicos con el objetivo de reforzar la capacidad y los recursos de información en este ámbito.

Implicaciones de la guerra en Ucrania para la situación de las drogas en Europa

Ukrainian colors on damaged wall

Más de un año después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el país sigue sumido en una crisis humanitaria y los sistemas sanitario y social ucranianos se ven gravemente afectados por el conflicto. La guerra ha dificultado el acceso a la asistencia sanitaria, incluido el tratamiento de las drogodependencias. Con el fin de ofrecer continuidad asistencial a las personas que reciben tratamiento con terapia de opiáceos, el Ministerio de Salud de Ucrania ha establecido alianzas con diversas organizaciones no gubernamentales. Además, los ciudadanos ucranianos siguen buscando refugio en la Unión Europea. Los países de la UE se han visto obligados a aumentar sus capacidades para prestar asistencia a las personas desplazadas que consumen drogas. Uno de los elementos importantes en este sentido ha sido facilitar el acceso a los servicios lingüísticos, así como reconocer la necesidad paralela de proporcionar alojamiento, asistencia social y apoyo en la atención a la infancia. La destrucción de las infraestructuras esenciales y la volatilidad del conflicto han dificultado enormemente el funcionamiento de los sistemas de farmacovigilancia y el análisis de los cambios en la situación de las drogas en Ucrania. De la información existente se desprende que la disponibilidad de heroína en Ucrania parece haber disminuido; sin embargo, la producción y el consumo de drogas sintéticas parecen haberse visto menos afectados. El tráfico de heroína a través de Asia Central y el Cáucaso y a través del mar Negro hacia Europa también parece haberse visto afectado por la guerra. Una posible consecuencia de ello es que las actividades de tráfico pueden haber aumentado en otras rutas con destino a Europa.

Cannabis: nuevos retos para las políticas públicas y la práctica

Las políticas nacionales y los desafíos normativos en relación con el cannabis son cada vez más complejos 

Cannabis plants

Las políticas públicas y las respuestas al cannabis en el plano normativo se enfrentan cada vez más a los nuevos retos que plantean las nuevas formas y usos de esta sustancia. La evolución en este ámbito parece verse influida, por una parte, por la creación de mercados de cannabis para uso recreativo en América y, por una parte, por un mayor interés comercial en el desarrollo de productos de consumo que contienen extractos de la planta de cannabis. El ámbito de aplicación de las políticas nacionales en materia de cannabis en Europa se está ampliando gradualmente y en la actualidad abarca, además del control del cannabis ilegal, la regulación de determinadas formas de cannabis con fines terapéuticos y la aparición de productos comerciales que contienen derivados de la planta de cannabis.

Se necesitan datos de referencia para evaluar el impacto de los posibles cambios en la regulación del cannabis. 

A person looking at cannabis plants under a growing light

Algunos Estados miembros de la UE también están modificando su enfoque normativo en lo que respecta al consumo recreativo de cannabis . En diciembre de 2021, Malta legisló acerca del cultivo doméstico y el consumo privado de cannabis, además de los clubes de cultivo comunitario sin ánimo de lucro con fines recreativos. Alemania tiene previsto permitir el cultivo doméstico y los clubes sin ánimo de lucro, y Luxemburgo prevé permitir el cultivo doméstico; ambos países esperan el desarrollo ulterior de un sistema de venta. Los Países Bajos están probando con carácter piloto un modelo de cadena de suministro de cannabis cerrada para las cafeterías en las que se consume esta sustancia, y la República Checa también ha anunciado planes para crear un sistema de distribución regulado y sujeto a impuestos. Además, Suiza (país que no pertenece a la UE) ha comenzado a autorizar pruebas piloto de ventas u otros sistemas de distribución para residentes específicos en determinadas ciudades. Con independencia de la naturaleza de cualquier cambio de política en este ámbito, la evaluación de su impacto dependerá de la existencia de datos de referencia adecuados que proporcionen una base para el seguimiento y la evaluación continuos.

Comprender las implicaciones de la alta disponibilidad y el consumo de productos de cannabis para la salud pública

Young man rolling cannabis joint

El cannabis sigue siendo la sustancia ilegal más consumida, y en 2021 las cantidades de resina y hierba de cannabis incautadas alcanzaron su nivel más alto en una década, lo que indica la continua alta disponibilidad de esta droga. En general, el análisis de este año concluye que es necesario comprender mejor los problemas que experimentan las personas que usan cannabis y las vías de derivación y las opciones de tratamiento existentes. Se ha informado de que el cannabis es responsable de una parte significativa de los nuevos ingresos por tratamiento de drogodependencias en Europa, pero la situación parece bastante heterogénea entre unos países y otros, tanto en lo que respecta a la situación actual como a las prácticas de notificación. En un reciente análisis del EMCDDA se observó un aumento de la disponibilidad de tratamientos psicosociales, como terapias conductuales cognitivas, para las personas que experimentan problemas con el consumo de cannabis, pero, en general, sigue siendo necesario comprender mejor en qué medida buscan ayuda estas personas que la usan para sus problemas y qué tipos de servicios pueden ser adecuados para satisfacer las necesidades en este ámbito.

Diversificación y adulteración

Gummies lying on a table with cannabis herb

También existe una diversidad cada vez mayor de productos del cannabis disponibles en Europa. Estos incluyen extractos y productos comestibles de alta potencia, que se han asociado a cuadros clínicos de intoxicación aguda en los servicios de urgencias hospitalarias. En 2021 se produjo un incremento general de las notificaciones de sustancias a base de hierbas en el que se encontró tetrahidrocannabinol (THC) u otros cannabinoides naturales junto con cannabinoides sintéticos. Esto ha avivado la preocupación de que los productos del cannabis, normalmente con bajo contenido de THC, se estén adulterando con potentes cannabinoides sintéticos, lo que pone de relieve la importancia de los análisis toxicológicos para detectar estas sustancias. Los materiales a base de hierbas adulterados pueden parecerse al cannabis natural, por lo que pueden venderse de forma engañosa como cannabis a usuarios de drogas desprevenidos. Algunos cannabinoides sintéticos son extremadamente potentes y se han relacionado con sobredosis tanto mortales como no mortales. Los comestibles de cannabis son productos alimenticios, normalmente «dulces» con infusión de extracto de cannabis, cuya disponibilidad en el mercado europeo ilegal es cada vez mayor desde 2021. Estos productos plantean riesgos debido a su contenido de THC y a la posibilidad de que sean confundidos (especialmente por los niños) con productos comerciales legales. Algunos de estos productos comestibles están disponibles en envases que se asemejan a los productos comerciales y también se ha descubierto que algunas muestras contienen cannabinoides sintéticos, lo que aumenta aún más la preocupación por la salud en este ámbito.

HHC: el primer cannabinoide semisintético hace su aparición en el mercado europeo de las drogas ilegales

Vending machine selling HHC products

La diversidad en el mercado del cannabis aumentó aún más en mayo de 2022, cuando se identificó el primer cannabinoide semisintético disponible en Europa, el hexahidrocannabinol (HHC). Desde el punto de vista químico, el HHC es similar al delta-9-tetrahidrocannabinol (delta-9-THC), la principal sustancia psicoactiva presente en el cannabis, y parece tener, en líneas generales, efectos semejantes. Sin embargo, no se han estudiado con detalle las características farmacológicas ni toxicológicas del HHC en humanos. A lo largo de 2022 se detectó el HHC en dos tercios de los Estados miembros de la UE y se ha comercializado en algunos Estados miembros de la Unión, donde se vende como alternativa «legal» al cannabis. El HHC puede pulverizarse o mezclarse con hierba de cannabis con bajo contenido de THC, que puede tener un aspecto y un olor similares a los del cannabis ilegal. También ha aparecido en productos alimenticios y para cigarrillos electrónicos. Se cree que el HHC se sintetiza a partir del cannabidiol (CBD), que a su vez se extrae del cannabis con bajo contenido de THC (cáñamo común). Desde su aparición, también se han detectado otros cannabinoides semisintéticos , lo que sugiere la existencia de un interés comercial en este ámbito. El carácter novedoso de estas formas de cannabis y la falta de pruebas empíricas hacen que exista una incertidumbre considerable sobre el posible impacto de estas sustancias en la salud humana.

Aumenta la importancia de la cocaína y los estimulantes sintéticos

Alta disponibilidad histórica de cocaína

Man in a yellow vest standing in front of shipping containers

En 2021, los Estados miembros de la UE incautaron la cantidad récord de 303 toneladas de cocaína. El tráfico de grandes volúmenes de cocaína a través de los principales puertos marítimos europeos en contenedores de transporte comercial intermodal es un factor que influye de manera significativa en la elevada disponibilidad actual de esta droga en Europa. El impacto de la elevada disponibilidad de cocaína se refleja en la preocupación por el aumento tanto de los problemas relacionados con la salud como de los niveles de delincuencia, y en particular de delitos violentos asociados a las actividades del mercado de la droga. Las grandes incautaciones reflejan asimismo el aumento de los esfuerzos realizados por las fuerzas y los cuerpos de seguridad para detener el tráfico que pasa por los principales puertos europeos. Sin embargo, también hay señales de que los narcotraficantes están explorando cada vez más nuevos métodos para reducir el riesgo de detección. Hay pruebas que sugieren, por ejemplo, que se están centrando en los puertos de menor tamaño y potencialmente vulnerables de la Unión Europea y de los países vecinos. En la actualidad también existe en Europa una sólida industria de producción secundaria de cocaína que facilita el uso de métodos innovadores para el tráfico, lo que puede dificultar aún más la detección de la cocaína oculta en envíos comerciales.

Pruebas crecientes de los efectos negativos de la elevada disponibilidad de cocaína 

A man holding a small plastic bag with a white powder

La cocaína es hoy en día la segunda droga en términos de frecuencia de notificación, tanto por parte de las personas que inician un tratamiento por primera vez como en los datos disponibles sobre cuadros de intoxicación aguda por drogas en los servicios de urgencias de los hospitales de vigilancia. Los datos disponibles también sugieren que esta droga estuvo implicada en aproximadamente una quinta parte de las muertes por sobredosis en 2021. Debido a dificultades metodológicas, es probable que la mortalidad asociada a la cocaína sea superior a la declarada en nuestros conjuntos de datos actuales. El aumento de la disponibilidad también parece estar asociado a determinadas señales que apuntan a una posible difusión del consumo de cocaína en grupos más marginalizados; en algunos países se ha notificado el consumo de esta droga por vía parenteral y el consumo de crack. 

Estimulantes sintéticos: mayor diversidad en el mercado de las drogas ilegales vinculada a riesgos para la salud pública

White powder, tablets, spoon and syringe on black table

Junto con la cocaína, el consumo de estimulantes sintéticos está asociado con riesgos para la salud física y mental. La mayoría de los indicadores sugieren que la anfetamina sigue siendo el estimulante sintético ilegal más consumido en Europa. Sin embargo, en este ámbito existe una creciente diversidad en el mercado de la droga; se observan indicios de que, en la actualidad, tanto la metanfetamina como las catinonas sintéticas están contribuyendo de forma más significativa que en el pasado a los problemas relacionados con las sustancias estimulantes en Europa. Las personas que usan drogas pueden considerar diferentes estimulantes como similares desde el punto de vista funcional y estar dispuestos a probar nuevos productos en función de su disponibilidad en el mercado. Dado que los estimulantes sintéticos también pueden estar disponibles en polvos o píldoras de aspecto semejante, en ocasiones las personas que usan drogas pueden desconocer qué estimulante o mezcla de estimulantes concretos están consumiendo. Estas drogas también pueden encontrarse en forma de comprimidos comercializados como éxtasis (MDMA). En general, los avances en este terreno significan que las personas que consumen drogas pueden correr un mayor riesgo de sufrir efectos adversos para la salud, como intoxicaciones, problemas de salud mental agudos y crónicos, enfermedades infecciosas y la muerte, al consumir, tal vez sin saberlo, sustancias de mayor potencia o más novedosas y adoptar comportamientos de alto riesgo.

Mayor reconocimiento del papel que desempeñan los estimulantes en los daños asociados al consumo de drogas por vía parenteral

Syringe lying on the floor

Las personas que consumen drogas por vía parenteral corren un mayor riesgo de contraer infecciones transmisibles por la sangre o de morir por una sobredosis. A pesar del constante descenso del consumo de drogas por vía parenteral a lo largo de la última década en Europa, este comportamiento sigue siendo responsable de un nivel desproporcionado de los daños asociados a las drogas ilegales. Históricamente, la heroína ha sido la principal droga asociada a las inyecciones. Sin embargo, otras drogas, como los estimulantes y los medicamentos, también se inyectan ahora con más frecuencia, solas o combinadas con heroína u otros opiáceos. El consumo de estimulantes por vía parenteral se asocia a patrones de consumo de alta frecuencia por esta vía y se ha relacionado con brotes locales de VIH en diversas ciudades europeas. El consumo por vía parenteral de estimulantes sintéticos, medicamentos o crack mal disueltos también puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones vasculares o de contraer una infección bacteriana. El policonsumo de drogas por vía parenteral también puede aumentar el riesgo de sobredosis. Por lo tanto, la comprensión de los daños relacionados con los cambios en las pautas de consumo de drogas por vía parenteral es clave para diseñar intervenciones que reduzcan los daños asociados a este comportamiento.

Señales de aumento de la volatilidad en el mercado del éxtasis, aunque continúa existiendo preocupación por la disponibilidad de productos de gran pureza

Bag with MDMA tablets of different shapes and colours

Los datos actuales indican una situación general relativamente estable en relación con el consumo de éxtasis (MDMA), aunque existe una heterogeneidad considerable a escala nacional. Esta situación se produce tras un período en el que los indicadores del consumo de éxtasis sugerían un descenso temporal de dicho consumo durante las primeras fases de la pandemia de COVID-19, cuando las medidas de distanciamiento social perturbaron la vida nocturna y otros actos sociales relacionados con el consumo de esta sustancia. Europa sigue siendo un centro importante de producción de éxtasis, tanto para consumo interno como para la exportación a mercados no pertenecientes a la UE. Con un contenido típico de MDMA de 161 a 173 miligramos, la potencia total de los comprimidos sigue siendo elevada en comparación con los niveles históricos, lo que ha generado preocupación por el riesgo para la salud de las personas que usan drogas. Sin embargo, se han constatado algunos indicios recientes que apuntan a una posible disminución de los volúmenes de producción, y se han observado algunas reducciones en el contenido de MDMA de los comprimidos. No está claro si estas señales indican que los productores tienen problemas para abastecerse de precursores químicos, si están optando por producir otras sustancias más demandadas o más rentables o si estamos asistiendo a una respuesta del mercado a la demanda percibida de productos de menor potencia por parte de las personas que usan drogas. Sin embargo, en general, continúa existiendo disponibilidad de comprimidos y polvos de gran pureza en el mercado europeo, y esta información es importante para orientar las intervenciones preventivas y de reducción de daños en este ámbito.

Mayor diversidad en la disponibilidad y el consumo de drogas

Se aprecian signos de que la ketamina se ha convertido en una droga de elección consolidada en algunos grupos

White powder and vial with a liquid

La cantidad de ketamina incautada y notificada al Sistema de Alarma Temprana de la UE sobre las nuevas sustancias psicoactivas varía de forma considerable a lo largo del tiempo, pero en los últimos años se ha mantenido en niveles relativamente altos. Esto, combinado con otras informaciones, sugiere que es probable que la ketamina esté disponible de forma constante en algunos mercados nacionales de drogas y que se haya convertido en una droga de elección más consolidada para algunos grupos. La ketamina suele esnifarse, pero también puede inyectarse. Se ha relacionado con diversos daños agudos y crónicos dependiendo de la dosis, que en las personas que usan drogas a largo plazo pueden incluir complicaciones urológicas y daños en la vejiga. La ketamina también puede encontrarse añadida a otras mezclas de drogas, como polvos y comprimidos de MDMA. También se encuentra en mezclas que se venden como «cocaína rosa», un producto que parece estar despertando un interés creciente entre las personas que usan drogas. En Europa, el término «cocaína rosa» suele referirse a mezclas de ketamina con otras drogas sintéticas, como las anfetaminas o la MDMA. Como se señala en otras secciones del Informe Europeo sobre Drogas 2023, las personas que consumen mezclas de drogas pueden no ser conscientes de las sustancias que están consumiendo, o de que las interacciones entre distintas drogas pueden entrañar altos riesgos para la salud.

Problemas sanitarios provocados por el uso de óxido nitroso entre la juventud

Disposed silver laughing gas cartridges on a wooden table

Un estudio reciente del EMCDDA señaló que en varios Estados miembros de la UE se observan indicios de un aumento del uso de óxido nitroso, también conocido como gas hilarante, con fines de intoxicación. El óxido nitroso tiene diversos usos comerciales, y existe un debate acerca de la medida en que esta sustancia está asociada a riesgos perjudiciales para la salud, especialmente entre usuarios ocasionales. Sin embargo, el uso intensivo y crónico de óxido nitroso se ha relacionado con daños para la salud, como intoxicaciones, quemaduras y lesiones pulmonares y, en algunos casos de exposición prolongada, daños nerviosos por deficiencia de vitamina B12. En algunas ciudades europeas, la eliminación de los recipientes de acero inoxidable de menor tamaño también se ha convertido en un problema relacionado con los residuos que contienen droga. Esta droga parece haberse vuelto más accesible y barata, con una mayor disponibilidad en algunos países de grandes recipientes de gas destinados a usuarios recreativos, lo que también puede aumentar el riesgo de sufrir daños pulmonares debido a la mayor presión de su contenido. Por lo tanto, en conjunto, la información disponible sugiere que parece existir un argumento sólido para que los servicios de prevención y reducción de daños de las drogas aborden esta sustancia en su trabajo. En la actualidad, los enfoques normativos de la venta y el consumo de esta sustancia varían de un país a otro.

Se observan señales de que la disponibilidad y la producción de catinonas sintéticas están aumentando en Europa

A syringe lying on a black table next to a white powder

Comercializadas como sustancias de sustitución de drogas como la anfetamina y el éxtasis, las catinonas sintéticas, como la 3-MMC y la 3-CMC, también se venden a veces de forma engañosa como otras sustancias. Aunque el número de incautaciones sigue siendo relativamente bajo, se han encontrado cantidades muy elevadas de catinonas sintéticas en algunas incautaciones individuales, normalmente procedentes de la India. Esto, junto con las pruebas de que también se están produciendo catinonas sintéticas en Europa, sugiere que la disponibilidad de estas sustancias es cada vez mayor en Europa, donde podrían desempeñar un papel creciente en el mercado de sustancias estimulantes en el futuro. Los avances en este campo también plantean nuevos retos para la aplicación de las leyes; por ejemplo, las formas químicamente enmascaradas y no controladas de catinonas sintéticas han sido objeto de tráfico en Europa para su posterior transformación local en catinonas controladas. Dados los volúmenes de precursores químicos incautados, parece probable que exista una producción a gran escala para el mercado europeo y quizá también para otros.

Posibles consecuencias adversas del creciente interés por el potencial terapéutico de las drogas psicodélicas

Color MRI Scan Human Brain

Se ha producido un aumento del interés tanto clínico como público por el posible uso terapéutico de algunas sustancias psicodélicas, entre las que hay sustancias nuevas y poco conocidas. Un número cada vez mayor de estudios clínicos están explorando el potencial de diversas sustancias psicodélicas para tratar diferentes problemas de salud mental. Algunas investigaciones parecen prometedoras; sin embargo, resulta difícil generalizar en este campo, en parte porque muchas investigaciones se encuentran todavía en fases muy tempranas, pero también debido al gran número de sustancias químicas analizadas y a la amplia gama de enfermedades que se están estudiando. Estos avances han recibido una considerable atención por parte de los medios de comunicación, lo que genera la preocupación de que puedan fomentar un mayor uso experimental de estas sustancias sin apoyo médico, lo cual podría implicar para algunas personas vulnerables el riesgo de sufrir consecuencias adversas. Al mismo tiempo, existen pruebas de que se están llevando a cabo programas no regulados tanto dentro de la Unión Europea como en otros lugares, en los que el uso de sustancias psicodélicas se incluye como parte de una intervención de orientación terapéutica, espiritual o de bienestar. 

Desafíos más complejos relacionados con los opiáceos

Se observa una evolución de los problemas de los opiáceos en Europa

A used spoon and syringe lying on the ground

La heroína sigue siendo el opiáceo ilícito más consumido en Europa y también la droga responsable de una gran parte de la carga sanitaria atribuida al consumo de drogas ilegales. Sin embargo, los datos disponibles también sugieren que la heroína ya no desempeña un papel tan central como antaño y que, en algunos países, los opiáceos sintéticos parecen estar desempeñando un papel más significativo en los problemas relacionados con los opiáceos. La cantidad de heroína incautada por los Estados miembros de la UE se duplicó con creces en 2021, hasta alcanzar las 9,5 toneladas, mientras que en Turquía se incautó la cifra récord de 22,2 toneladas. A pesar de estas grandes incautaciones, solo se han observado cambios marginales en el precio o la pureza de la heroína al por menor y, en general, los datos disponibles indican que la disponibilidad de heroína sigue siendo relativamente alta. No obstante, hay pocas pruebas de que se haya producido un aumento significativo del consumo de heroína, y los indicadores sugieren que, en la mayoría de los países, las personas que usan esta droga son una cohorte de edad avanzada, muchos de los cuales tienen un largo historial de contacto con los servicios de asistencia a personas drogodependientes y otros servicios de apoyo.

La heroína pierde peso en los problemas relacionados con los opiáceos, pero sigue causando daños significativos

An ambulance parked on the street at night

Aunque la heroína sigue estando implicada en la mayoría de las muertes relacionadas con los opiáceos en general, el número de países en los que esto ocurre ha disminuido. Los datos sobre cuadros de intoxicaciones agudas atendidos en los servicios de urgencias hospitalarias también sugieren que, en algunas ciudades, otros opiáceos han superado a la heroína como causantes de este tipo de cuadros. La importancia relativa de la heroína como motivo para solicitar tratamiento especializado en materia de drogas también ha disminuido. En muchos sentidos, la constatación de que la heroína está desempeñando un papel menos central en los problemas relacionados con las drogas puede considerarse un cambio positivo; sin embargo, es preciso hacer algunas salvedades importantes al respecto. La población europea de personas que consumen heroína sigue siendo numerosa y sus necesidades sanitarias y asistenciales son cada vez más complejas. Los patrones de policonsumo se han vuelto frecuentes entre las personas que usan opiáceos, y las interacciones farmacológicas —a menudo cuando la heroína se consume junto con otras sustancias— parecen haber ganado importancia, aumentando así el riesgo de causar daños. Además, los opiáceos sintéticos ya consolidados y novedosos están cada vez más asociados a la morbimortalidad relacionadas con las drogas y, en algunos países, son hoy en día el principal impulsor de los problemas relacionados con los opiáceos.

Se necesita apoyo multidisciplinario para tratar a una cohorte de personas que usan opiáceos de edad avanzada

Psychiatrist or professional psychologist counseling or therapy session to male patients

Las estimaciones actuales sugieren que aproximadamente la mitad de las personas implicadas en prácticas de uso de opiáceos de alto riesgo (unas 511 000; 524 000 si se incluyen Noruega y Turquía) recibieron tratamiento con terapia de opiáceos en 2021. Las pruebas disponibles respaldan el tratamiento con terapia de opiáceos, ya que se observan resultados positivos para la salud y la sociedad, como la reducción del riesgo de mortalidad. Sin embargo, más del 60 % de los pacientes que siguen este tipo de tratamiento tienen actualmente 40 años o más, mientras que la proporción de menores de 30 años no llega al 10 %. Esto significa que los servicios deben abordar un conjunto más complejo de necesidades sanitarias en una población cada vez más vulnerable. Se necesitan vías de derivación eficaces a servicios más genéricos que ofrezcan tratamiento para las enfermedades asociadas al proceso de envejecimiento. El tratamiento de este grupo a menudo altamente marginado también debe responder a un complejo conjunto de problemas que no solo están relacionados con el uso de drogas, sino también con problemas de salud mental, aislamiento social, empleo y vivienda. Por lo tanto, es necesario hacer mayor hincapié en el establecimiento de asociaciones eficaces entre múltiples organismos con servicios genéricos de asistencia sociosanitaria.

Necesidad de comprender mejor el papel que desempeña el policonsumo de drogas en la mortalidad a causa de los opiáceos

Naloxone kit

Los opiáceos, por lo general en combinación con otras sustancias, siguen siendo las sustancias implicadas con mayor frecuencia en las muertes inducidas por drogas. Aunque las tendencias generales de las muertes en las que están implicados los opiáceos parecen estables, la proporción de muertes en grupos de mayor edad está aumentando. El papel que desempeña la heroína en las tasas globales de mortalidad parece estar disminuyendo en algunos países. También es importante señalar que cuando está involucrada la heroína, rara vez es la única, lo que indica que el policonsumo es la norma. En los casos en que se dispone de información toxicológica detallada se observa que, en las muertes en las que está implicada la heroína, a menudo también están presentes otros opiáceos y medicamentos que pueden haber contribuido a ello. Las muertes en las que están implicadas sustancias estimulantes, a menudo junto con opiáceos, parecen estar aumentando en algunos países, y los estimulantes están más frecuentemente implicados en las muertes que se producen entre las cohortes más jóvenes. Por lo tanto, es necesario reconocer que los patrones de policonsumo desempeñan un papel importante en la mortalidad inducida por las drogas, lo que subraya la necesidad de mejorar la información toxicológica. Las interacciones farmacológicas también pueden implicar la necesidad de revisar los modelos de prestación de servicios; por ejemplo, el uso de estimulantes u opiáceos sintéticos, en combinación con la heroína, tiene implicaciones para la ejecución eficaz de algunas intervenciones diseñadas para reducir el riesgo de sobredosis. Las sobredosis de opiáceos sintéticos potentes, por ejemplo, pueden requerir la administración de múltiples dosis de naloxona, un antagonista de los opiáceos.

Interacciones entre las nuevas benzodiazepinas y los opiáceos

Bag with yellow pills

La falta de información toxicológica provoca hoy en día que no se conozca suficientemente el papel que desempeñan las benzodiazepinas en las muertes inducidas por opiáceos . En Europa existe disponibilidad de benzodiazepinas nuevas y no controladas; sin embargo, las limitaciones de los datos dificultan la formulación de observaciones sobre la magnitud de su consumo. No obstante, las pruebas disponibles son suficientes para indicar que estas sustancias pueden tener consecuencias importantes para la salud, especialmente cuando se consumen en combinación con otras drogas. A menudo son muy baratas y pueden ser consumidas por los jóvenes en combinación con el alcohol, lo que a veces provoca reacciones potencialmente graves para la salud o comportamientos inusuales. También se han relacionado con el aumento del riesgo de muerte por sobredosis de opiáceos y, en los datos más recientes, la proporción de muertes por sobredosis relacionadas con las benzodiazepinas aumentó en algunos países. Un ejemplo de la complejidad que puede existir actualmente en el mercado de la droga en este ámbito es Estonia, donde recientemente se han realizado incautaciones de mezclas que contienen tanto metonitaceno, el nuevo opiáceo sintético, como bromazolam, una nueva benzodiazepina.

Nuevos opiáceos sintéticos

A male hand holding a small plastic bag with a blue pill

Los problemas relacionados con las drogas en América del Norte son un ejemplo de cómo los cambios en los patrones de disponibilidad y consumo de opiáceos pueden tener implicaciones importantes para la salud pública. En esta región del mundo, los potentes derivados del fentanilo han desplazado, en gran medida, a los opiáceos de prescripción y a la heroína, y se han convertido en los principales causantes de una epidemia de muertes inducidas por opiáceos. En Europa se está notificando la presencia de nuevos opiáceos sintéticos, que pueden ser cada vez más comunes en algunas zonas, pero en la actualidad las pautas de disponibilidad y consumo son muy diferentes de las que se observan en América del Norte, y las zonas en las que se registran problemas significativos relacionados con estas drogas se limitan principalmente a algunos países septentrionales y del Báltico. En 2021, los Estados miembros de la UE notificaron alrededor de 140 muertes asociadas al fentanilo. Sin embargo, se cree que una parte significativa de ellas está relacionada con el consumo de fentanilo desviado del uso médico. Aunque es probable que se trate de una subestimación, esta cifra no es comparable con los miles de muertes relacionadas con el fentanilo notificadas durante el mismo período en América del Norte. No obstante, entre 2009 y 2022 se identificó un total de 74 nuevos opiáceos en el mercado europeo de la droga, y el Sistema de Alarma Temprana de la UE recibió notificaciones formales de un nuevo opiáceo sintético en 2022 y tres en los cuatro primeros meses de 2023. Sin embargo, la mayoría de los nuevos opiáceos detectados en los últimos años no pertenecen al grupo del fentanilo, sino que son derivados del benzimidazol (nitaceno), muy potentes. La información disponible procedente de incautaciones, residuos de jeringuillas y hallazgos toxicológicos notificados por los países bálticos sugiere un aumento de la disponibilidad y los daños (incluidas muertes inducidas por drogas) en estos países a lo largo de 2022, especialmente en relación con opiáceos derivados del benzimidazol y con el carfentanilo, un derivado del fentanilo. En incautaciones recientes también se han encontrado nuevos opiáceos sintéticos en mezclas que contienen una nueva benzodiazepina y xilacina, un sedante para animales. Estas combinaciones, conocidas respectivamente como «benzo» y «tranq», también se han notificado en América del Norte, donde se han asociado con un mayor riesgo de muerte por sobredosis. Dado que los nuevos opiáceos sintéticos son muy potentes, una pequeña cantidad es suficiente para producir un gran número de dosis típicas y puede suponer un mayor riesgo de intoxicación potencialmente mortal. Esto significa que, aunque los problemas en este ámbito son relativamente limitados en la actualidad, este grupo de sustancias representa una amenaza y podría tener una repercusión más significativa en la salud y la seguridad europeas en el futuro.

Europa debe prepararse para las posibles consecuencias de la prohibición del cultivo de adormidera en Afganistán

Opium plantation

La mayor parte de la heroína que se consume en Europa procede de la adormidera cultivada en Afganistán. En abril de 2022, los talibanes anunciaron una prohibición del cultivo de adormidera, lo que plantea la cuestión de las implicaciones que tendrá dicha medida para el consumo de opiáceos en Europa. Tras la toma de poder por los talibanes en este país en agosto de 2021, el cultivo estimado de adormidera aumentó casi un tercio en 2022. Sin embargo, la información preliminar correspondiente a 2023 sugiere que la superficie cultivada se ha reducido de manera sustancial. Además, las medidas introducidas en paralelo para reducir la fabricación de metanfetamina parecen haber dado lugar a que esta forma de producción de droga sea menos visible, y puede que se haya reducido en cierta medida. Aunque se necesitan más pruebas para verificar estas conclusiones, la información disponible actualmente sugiere que es posible que en 2023 se produzca una reducción significativa tanto de la producción de opio como de metanfetamina en Afganistán. Sin embargo, hay una serie de razones por las que es difícil predecir los efectos a largo plazo de la prohibición del cultivo de adormidera. Por ejemplo, las dificultades económicas a las que se enfrentan los agricultores del país pueden dificultar, desde el punto de vista político, que esta restricción se mantenga a lo largo del tiempo. Además, la existencia de reservas y el hecho de que normalmente transcurran más de doce meses antes de que la cosecha de opio aparezca en el mercado de droga europeo al por menor en forma de heroína, también hace que sea demasiado pronto para predecir la repercusión de esta medida en la disponibilidad de esta droga en Europa. No obstante, si la prohibición del cultivo de adormidera se aplica y se mantiene, podría afectar de manera significativa a la disponibilidad de heroína. Una prohibición anterior de la producción de opio en Afganistán provocó, a pesar de su brevedad, una escasez de heroína en Europa que, en algunos países, se ha asociado a cambios a largo plazo en las pautas de consumo de opiáceos. Esto significa que sería prudente que Europa se prepare para responder ante cualquier posible efecto de una disminución potencial de la disponibilidad de heroína a partir de 2024. Una posible consecuencia podría ser el aumento de la demanda de tratamiento para problemas relacionados con los opiáceos. Cualquier escasez de la disponibilidad de heroína puede provocar un aumento de la demanda de opiáceos sintéticos, lo cual es motivo de preocupación. Dado que la evolución en este ámbito sigue siendo incierta, es necesario realizar un seguimiento intensivo. En el caso de que se observen cambios, pueden ser necesarias medidas de mitigación, que podrían incluir el aumento de la capacidad de tratamiento, la revisión de las estrategias de reducción de daños y la introducción de medidas de ejecución más sólidas para luchar contra el suministro de opiáceos sintéticos. Por último, puede existir el riesgo de que surjan desafíos adicionales en materia de seguridad, como un aumento de los flujos de inmigración irregular procedente de Afganistán, debido al empeoramiento de la situación económica entre la población rural del país que vive en la pobreza.

Referencias bibliográficas

Citación recomendada: Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (2023), Informe Europeo sobre Drogas 2023: Tendencias y novedades, https://www.emcdda.europa.eu/publications/european-drug-report/2023/drug-situation-in-europe-up-to-2023_es.

Identificadores:

HTML: TD-02-23-150-ES-Q
ISBN: 978-92-9497-941-4
DOI: 10.2810/434932