Orientaciones sobre políticas y prácticasMigrantes, refugiados y solicitantes de asilo

icon migrants

Problemas

Europa tiene una larga historia de migraciones y la diversidad de sus etnias y religiones crea enlaces complejos entre las etnias y el consumo de drogas. Más recientemente, después de un elevado nivel de conflicto en Oriente Medio y África, más de 1,4 millones de personas solicitaron asilo en la Unión Europea en la última mitad de 2015 y la primera mitad de 2016. Más de la mitad de los solicitantes de asilo en la Unión Europea en 2015 (53 %) fueron adultos jóvenes (18-34 años), el grupo de edad con mayor probabilidad de consumo de sustancias en Europa. Se extrajeron algunas lecciones de investigaciones anteriores sobre migrantes en Europa, si bien deben considerarse con cautela debido a las diferencias culturales y los motivos de la migración.

Muchos migrantes presentan tasas inferiores de consumo de drogas en comparación con las de sus comunidades de acogida, si bien algunos pueden ser más vulnerables al uso indebido de sustancias por motivos como el trauma, el desempleo o la pobreza, la pérdida de apoyo social o familiar y el traslado a un contexto normativamente indulgente. Es posible que las drogas se consuman para hacer frente al trauma, el aburrimiento, la incertidumbre y la frustración que acarrean su condición de inmigrantes. La vulnerabilidad puede agravarse debido al escaso conocimiento sobre los servicios de tratamiento y cómo acceder a ellos.

 

The EMCDDA commissioned a paper to provide background information on this topic: Migrants, asylum seekers and refugees: an overview of the literature relating to drug use and access to services

Opciones de respuesta

Los tipos de respuestas necesarias para este grupo son:

  • La competencia cultural dentro de los servicios existentes y la asistencia para superar las barreras lingüísticas serán importantes a la hora de identificar y satisfacer las necesidades de los nuevos migrantes. Algunos estudios notifican tasas inferiores de uso de la asistencia sanitaria, en concreto para los problemas de salud mental. Cuanto más se tarda en obtener la residencia mayor es el uso de los servicios de salud mental y de tratamiento de las adicciones, pero persiste una necesidad no satisfecha. Los problemas lingüísticos y los factores culturales pueden ser los principales motivos de esta infrautilización.
  • Las intervenciones preventivas para las poblaciones étnicas minoritarias no están disponibles en todos los países de la UE. En relación con los solicitantes de asilo, la concienciación general sobre las posibles vulnerabilidades y marginación de los grupos de migrantes es más habitual. Algunas intervenciones han utilizado pares educadores para facilitar información sobre el consumo de drogas y sus riesgos, además de servicios de tratamiento de la drogodependencia y el alcoholismo.
  • Se carece de políticas para abordar los problemas de salud, las barreras culturales, los problemas lingüísticos y la adicción de los migrantes, y el personal carece de las competencias necesarias para trabajar con este grupo.

Perspectiva europea

  • Realizar evaluaciones de necesidades y establecer sistemas de vigilancia será esencial para identificar y abordar los problemas emergentes y llenar la laguna de datos actual en este ámbito.
  • Compartir buenas prácticas y programas dentro de un mismo país y entre países puede ayudar a ampliar la prestación de servicios para satisfacer las necesidades de estos grupos vulnerables de personas.
  • En las investigaciones futuras deberá analizarse la función que tienen las continuidades culturales entre el país de origen y el país de acogida en el consumo de drogas y alcohol después de la migración.

Resumen de las pruebas disponibles

Factores de riesgo y de protección principales para los problemas del consumo de sustancias relacionados con la situación actual del migrante

Factores de riesgo Factores de protección
Estar soltero/a Fuertes creencias religiosas, por ejemplo, ser un musulmán devoto
Proceder de una cultura en la que el consumo de sustancias está normalizado (por ejemplo, opio, cata) Vivir en una unidad familiar sólida
Aburrimiento, desempleo Integración en la lengua, el empleo u otras actividades de la nueva sociedad
Experiencias traumáticas Buen estado de salud física y mental
Pobreza  
Desconocimiento de los servicios de tratamiento  
Vivir en barrios deteriorados y zonas socialmente desfavorecidas  

Implicaciones para la política y la práctica

Las implicaciones para el desarrollo futuro de respuestas para este grupo son:

Elementos básicos

  • Los grupos de migrantes, como la oleada actual de solicitantes de asilo, pueden estar en riesgo de desarrollar problemas de drogodependencia. Es necesario aumentar la concienciación de las vulnerabilidades y reducir la exclusión social de estas personas.
  • Los servicios deben estar alerta ante los posibles problemas de salud, incluidos los problemas de drogodependencia, entre los solicitantes de asilo y estar preparados para abordar las posibles barreras culturales y obstáculos lingüísticos.
  • Se requiere la vigilancia de las necesidades sanitarias, incluidos los problemas de uso indebido de sustancias, de los nuevos migrantes.

Oportunidades

  • Se están desarrollando servicios para hacer frente a las necesidades de los grupos de migrantes en varios países. Es necesario identificarlos y compartir las prácticas prometedoras.

Lagunas

  • En los casos en que se identifiquen necesidades específicas, deberán desarrollarse nuevos servicios de prevención y tratamiento de los problemas. Deberán evaluarse estos servicios con vistas a ampliar las pruebas disponibles que actualmente son limitadas.

Explore all resources in the Best practice portal

Collaborations and partnerships in best practice

logo of the cochrane collaboration  grade logo   grade logo  Health Evidence Network, WHO Europe